Distrito de Sucre en todo el Perú y el mundo.

Buscar en este portal

jueves, 9 de julio de 2015

ORIGEN DEL PADRE ETERNO, PATRÓN DE SOROCHUCO

  
(Relato de la Sra. Teófila Chávez de 110 años de edad).

Se celebraba en el distrito de Sorochuco (Comprensión de la Provincia de Celendín) la fiesta de la Inmaculada Concepción. Una vez que concluyó la festividad, los miembros de una familia apellidada Atalaya se dirigieron al monte para recoger leña. Cortaron la cantidad conveniente y haciendo tercios los colocaron en la "Chúcara" de la carga de un pollino.

Arreando los burros llegaron a casa, en donde bajaron la carga y viendo que el tronco aún estaba verde lo subieron a su terrado, para que se secara. Cuando, al cabo de algún tiempo se terminó la leña, acordándose del indicado tronco, subieron al terrado y lo bajaron. El Señor, en vista de que ya el tronco estaba seco, se dispuso a rajarlo. Efectivamente, le dio el primer hachazo y del sitio donde cayó la herramienta, brotó sangre. Sorprendido, el agricultor dejó su tarea y, pensándolo bien, en compañía de su señora, decidió esculpir o mandar esculpir una imagen, utilizando ese tronco.

Esa misma noche, cuando el señor Atalaya dormía no sin cierta preocupación por lo sucedido, se le presentó en sueños un viejito, que le dijo: "De todo lo que ganes ahorraras la mitad, para que mandes hacer mi imagen". Agregando: "Así, si ganas un sol. Cincuenta centavos para mi imagen; de igual manera si ganas un real, cinco centavos serán para ti y medio para mi imagen. Tan luego como terminen de esculpir mi imagen, la colocarás en el mismo sitio en donde ahora he presentado a ti en sueños y allí me mandarás hacer mí capilla.

El señor, obediente a la revelación que tuvo en sus sueños, comenzó a ahorrar la mitad de todo cuanto ganaba, ya sea vendiendo sus granas o vendiendo los sombreros que confeccionaba, cada vez en mayor número para obtener el dinero que necesitaba para mandar hacer la imagen del viejito.

Una vez que reunió la cantidad adecuada, en compañía de su señora y de sus hijos, se dirigió a la ciudad de Cajamarca, en busca de un escultor o ebanista que pueda hacer una imagen utilizando el tronco que con mucho cuidado portaba desde Sorochuco. Después de dos días de caminata llegaron a la ciudad. Apenas habían alcanzado en la entrada de la ciudad, más o menos a la altura de Pueblo Nuevo, cuando se le presentaban dos gringos jóvenes, hermosos de pelos rubios y de verdes ojos, los mismos que acercándoselas preguntaron al Sr. Atalaya que a donde iban o que es lo que buscaban. Los dueños del tronco contaron que estaban en búsqueda de un ebanista para que les tallara una imagen utilizando el tronco que se hallaba en su poder.

Los gringos, luego de cambiar algunas frases sobre la forma que querían la imagen, aceptaron hacer la talla, pero indicado a los dueños del tronco que debían conseguirles una casa nueva, recién construida y que no hubiera sido ocupada anteriormente por nadie, además, que esta casa debía tener una ventana. Los sorochuquinos buscaron la casa y tan luego como la encontraron pagaron al dueño los alquileres y fueron en búsqueda de los gringos, los mismos que ingresaron al aposento y ordenaron a los Atalaya "Salgan y echen candado a la puerta, dejándonos encerrados hasta que concluyamos la obra".

Los dueños del tronco levaban a los gringos el alimento necesario, alcanzándoles por la ventana y, por más que se esforzaron por ver a los ebanistas y a la obra, no lo pudieron hacer, pues, por indicación de los forasteros, las comidas debían dejarlas en la ventana, no pudiendo reclamar los platos, cubiertos y demás utensilios. Al día siguiente, como en el día anterior, se dirigieron a la casa y con gran sorpresa vieron que ya los gringos no se encontraban en el domicilio y sólo estaba, en medio de la habitación y descubierta, la imagen por ellos tallada. Cuando fueron a ver la puerta, esta estaba sin candado y abierta de par en par, la comida intacta y los utensilios limpios.

Algo repuesto de la sorpresa, contemplaron admirados la imagen. El señor Atalaya, de inmediato, en el rostro reconoció la faz del viejecito que se le había presentado. El santo estaba de pie, con el índice de la mano derecha señalando al cielo y en la otra mano sostenía el mundo, rematado por una cruz. En la parte inferior de las manos se hallaban esculpidos dos ángeles grandes y en la parte baja de la talla, innumerables angelitos pequeños. Rematando la imagen estaban inscritas las palabras "Padre Eterno'', de las cuales se desprendía una luz que iluminaba la Imagen.

La familia Atalaya, deslumbrada por la belleza de la imagen, buscó a los gringos para expresarles su agradecimiento; pero, por más que los buscaron y preguntaron por estos desconocidos, todos les manifestaban no haber visto nunca a los gringos y que no sabían nada de ellos. Tanto su aparición como desaparición fue muy misteriosa.

Los señores de Sorochuco dieron aviso a la gente de su tierra, haciéndoles conocer que había concluido la talla de la imagen y que se llamaba Padre Eterno. Después emprendieron el retorno en la forma más rápida posible y no tardaron en encontrarse con una gran cantidad de persona que en forma multitudinaria habían salido a darles el encuentro y venerar a la imagen, en el mismo camino, y de cuya belleza y forma misteriosa como había sido hecha ya tenían conocimiento.

La imagen fue colocada en la casa de la familia Atalaya, en donde todos los años, para el 10 de junio, le celebran pomposa fiesta, en recuerdo a la fecha en que encontraron al santo ya concluido, por obra de los misericordiosos gringos. Y año a año, desde el primer momento, los devotos del Padre Eterno , que fue entronizado como Patrón de Sorochuco, han aumentado considerablemente llegando, para el día de la fiesta, numerosos feligreses no solamente de Celendín, sino también de Chota, Bambamarca, Cutervo y otros lugares más lejanos.

Recuerdo de sus devotos:
Familias Chávez Cabanillas y Hoyos Fernández.

"Señor: Guía mis pasos, bendice mi hogar, y haz que reine la paz en el corazón de los hombres..."
"... Gracias por estar con nosotros Padre, en todo momento..."

SOROCHUCO, JUNIO 2015

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

 

©2009 Asociación Movimiento de Unidad Sucrense - "MUS" | Template Blue by TNB